Formas parte de algo más grande


¿No sientes que formas parte de algo más grande que tu mismo?

Sí. Es cierto. Puede que solo seamos una parte infinitesimal de un puzzle gigante llamado realidad pero precisamente eso puede hacernos sentir enormemente pequeños o inmensamente grandes. 

Esa dualidad tiene su interés y reflexionar sobre ella, mucha utilidad. 

Cuando nos sintamos insignificantes y el peso de la realidad nos abrume y nos paralice por agotamiento, siempre podremos encontrar un último ápice de energía al tomar consciencia de nuestra importancia dentro del conjunto. Es nuestra responsabilidad que el equilibrio no se rompa. 

Por el contrario, cuando nos sentimos grandes y poderosos y la arrogancia asoma a nuestra mirada, ser conscientes de los miles de piezas que nos rodean nos acerca de nuevo a la realidad y nos pone en nuestro lugar. 

Ambivalencias de la vida, que las tiene. Siempre muchas y siempre interesantes.  



Comentarios

Entradas populares