Seis principios para la gestión del talento

Artículo de la semana

Los seis principios para la gestión efectiva del talento
Harvard Deusto Business Review
Günter K. Stahl et al.

'Una de las herramientas más potentes que pueden utilizar las empresas para desarrollar líderes es implicar a los mandos directos. Significa lograr que jueguen un papel clave en la selección del talento y, a continuación, hacer que asuman la responsabilidad de desarrollar las habilidades y el conocimiento de sus empleados.'

Los autores presentan los resultados de un proyecto de investigación del INSEAD y las universidades de Cornell, Cambridge y Tilburg que analizó durante años la gestión del talento en 33 corporaciones multinacionales de once países de América, Ásia-Pacífico, Europa, Oriente Próximo y África.

¿Cómo desarrollar el talento? ¿Enfoque elitista o inclusivo?

El estudio confirma que mientras unas empresas concentran sus esfuerzos en el desarrollo, potenciación y reconocimiento de los empleados mejor capacitados otras plantean un enfoque mucho mas universal e inclusivo, partiendo de la premisa de que el talento se encuentra en todos los niveles de la organización y que debe desarrollarse en todos los ámbitos.

Finalmente parece que lo más razonable es un planteamiento mixto en el que se haga un tratamiento diferenciado manteniendo dos lineas de actuación, una para perfiles de alto potencial de desarrollo y otro para el resto de los empleados.

Los porcentajes a considerar en el ámbito de la élite varían extraordinariamente de una empresa a otra. Desde Infosys que concentra sus esfuerzos en solo un 3% de la plantilla con mayor potencial hasta Unilever que sitúa ese porcentaje entorno al 15%.

¿Que es gestionar el talento?

Gestionar el talento es tener una visión integral de la gestión de personas en las organizaciones conscientes de que el valor de la empresa se incrementa cuando somos capaces de hacer crecer el potencial de las personas y de los equipos que la componen de la misma forma que crece cuando se incrementa su valor patrimonial.

Resulta sorprendente que siendo tan evidente esto último, cueste tanto a veces comprender lo primero. 

Esta gestión es una línea continua desde la identificación de las necesidades corporativas, la selección y proceso de contratación, la formación y el desarrollo de las personas recien incorporadas, un seguimiento de su carrera profesional, una evaluación permanente de sus resultados y su desarrollo y capacitación, en equilibrio con un plan retributivo consistente y coherente y con políticas de retención y vinculación para evitar su fuga. (Cubeiro añadiría también estrategias de desvinculación).

Sin embargo los autores alertan de que no es simplemente cuestión de copiar los modelos implantados por otras empresas de éxito sino que, se haga lo que se haga en este ámbito, se haga con visión integral y coherencia.  El cultivo y desarrollo del talento organizativo debe estar en concordancia con los valores, la cultura y el planteamiento estrategico de la organización. 

Como en todo, integridad y coherencia, como no podía ser de otra forma.

pero... 

¿Cuales son los principios básicos que deben dar consistencia al proceso?

1. Alineamiento con la estrategia 
2. Coherencia interna
3. Integración cultural
4. Implicacion de la cupula directiva
5. Equilibrio entre necesidades locales y globales
6. Promoción de la identidad corporativa por diferenciación

Tres consejos finales:
- No limitarse a copiar las mejores prácticas por mucho que hayan funcionado en otras empresas de éxito.

- Asegurarse del alineamiento de las estrategias de gestión del talento con la estrategia corporativa.

- Velar por mantener en todo momento la integridad y la coherencia de todas las acciones de desarrollo del talento.
En definitiva nada nuevo bajo el sol pero si unas interesantes reflexiones que, por obvias, a veces tendemos a olvidar.


'Se ha descubierto que un fuerte énfasis en los valores y en la integración cultural era algo habitual entre las empresas de éxito internacional'

'Hace algunos años, la alta dirección de Samsung se dio cuenta de que, para convertirse en una empresa orientada al diseño, necesitaba deshacerse de su cultura tradicional y jerárquica, y adoptar una cultura que fomentara la creatividad, la autonomía y la comunicación abierta'

Comentarios

Entradas populares