La diferencia entre ordinario y extraordinario


La diferencia entre lo ordinario y lo extraordinario 
es ese poco de más
Jimmy Johnson

La diferencia la marcan los detalles: una galleta que acompaña el café, una servilleta con un mensaje de armonía, una aroma a pan recién hecho, una sonrisa a tiempo,... Todo eso es lo que convierte cualquier cosa de las que hacemos a diario en algo extraordinario.

Podemos ser extraordinarios haciendo lo ordinario y marcando la diferencia. Recuerda: es solo cuestión de detalle. Es solo cuestión de  ser persona y centrarse en las personas.

No te olvides de marcar la diferencia y empieza a hacerlo por esta tarea que vas a acometer cuando acabes de leer este mensaje.

Comentarios

Entradas populares