¿Objetivos solo 'SMART'?

Fuente: Objetivos: 8 maneras de afrontarlos para conseguir resultados. Monica Fraile coaching
  Resultado de imagen de SMART objetivos 
 
 
Se ha repetido hasta la saciedad eso de que los objetivos - ya sean personales u organizativos - deben ser objetivos SMART (Específicos, medibles, alcanzables, relevantes y ajustados a un tiempo determinado).
 
Por eso me ha resultado interesante esta lectura en el blog de Mónica Fraile en el que va un poco más allá de esta tan manida formulación.
 
¿Qué aporta? ¿Qué añade?
 
Para empezar, el que un objetivo debe ser motivador. Sin motivación, sin que el objetivo nos remueva las entrañas y nos acelere el pulso no merece la pena ni levantarse de la silla.
 
Añade también 'que dependa de ti'. ¿Cuantas veces vemos objetivos formulados de tal forma que  parece que sean otros los que deben alcanzarlos? ¿Cuántas veces nos lamentamos de no haber logrado algo por no haber recibido ayudas concretas o apoyos 'esperados'? Sea lo que sea lo que vayas a hacer, sea cual sea el objetivo, asegúrate de que dependa de ti (o de tu organización) el poder alcanzarlo.
 
Añade 'Constancia'. Si el objetivo es 'grande' - es un gran objetivo - no puedes esperar que sea alcanzado con un mínimo esfuerzo y al primer intento. Ahí es donde entra en juego la constancia, el tesón, la capacidad de repetir intentos y sostener el esfuerzo.
 
Añade 'Resiliencia', la capacidad de afrontar los fracasos como aprendizajes y recuperarse de ellos con la rapidez y la energía suficientes para volver a empezar con renovadas energías.
 
Y añade 'Honestidad'. Para mi, con seguridad, lo más importante. Si vas a perseguir algo con todas las energías de tu alma y con toda la fuerza de tus músculos, poniendo en ello todos tus sentidos y dedicándole todo tu tiempo, asegúrate antes de que sea algo que realmente TU desees. Parece una obviedad pero muy a menudo, demasiado, perseguimos los sueños de los demás o perseguimos sueños que suponemos nuestros pero que no son más que vanos intentos de reflejar - por ejemplo - la imagen que creemos que los demás quieren ver en nosotros. Y ese es un gran error.
 
En definitiva, al clásico SMART hay que añadirle unas cuantas y relevantes letras y es importante que revises esta lista la próxima vez que vayas a fijarte un objetivo.




Comentarios

Entradas populares