Somos como olas en el mar

Resultado de imagen de olas en la orilla en calma
 


En Octubre de 2010 - hace ahora la friolera de 7 años - Isabel Martínez me hizo llegar una muy breve y muy bonita historia que el otro día encontré por azar al revisar unos materiales. No estoy seguro de que con los años de reposo haya mejorado pero de lo que si lo estoy es de que sigue plenamente vigente y actual: 
...El otro día oí un cuentecillo bonito -dice Morrie- Cierra los ojos durante un momento y yo espero:

El cuento es de una olita que va saltando por el mar y lo pasa muy bien. Disfruta del viento y del aire libre,

hasta que ve que las demás olas que tiene delante rompen contra la costa.

- Oh, esto es terrible -dice la ola-. Mira lo que me va a pasar!

Entonces llega otra ola. Ve a la primera ola, que parece afligida, y le dice: ¿Por qué estás tan triste?

La primera hola dice: ¿Es que no lo entiendes? ¡Todas vamos a rompernos! ¡Todas las olas vamos a deshacernos!

¿No es terrible?

La segunda ola dice: No, eres tú la que no lo entiende. Tú no eres una ola; TU FORMAS PARTE DEL MAR.

Del libro "Martes con mi viejo Profesor" de Mich Albom
Y ¿Quiénes son las olas? Nosotros. Todos nosotros. Cada uno de nosotros. Tendemos a mirarnos como entes únicos y muy a menudo especiales y eso nos hace tener una percepción sesgada e incorrecta de la realidad. Cuando interpretamos así el mundo, todo nos parecen injusticias, agravios, trances insalvables o dolorosos,...

Y en realidad no son más que eso: realidad. La realidad es que formamos un todo, no somos especiales - o al menos tan especiales y únicos como tendemos a imaginarnos - y las cosas suceden independientemente de nosotros y nuestra voluntad o anhelos.
 
Por supuesto que nuestros días tienen fin - como el de las olas - pero en nuestro camino hacia la orilla podemos viajar temerosos de ese final o podemos actuar como la segunda ola y ayudar a otros a transitar su camino, encontrar su rumbo e incluso a disfrutar del viaje. 
 
Al fin y al cabo el final estará más o menos cerca pero en el camino habrá sol y luna, amaneceres y atardeceres, habrá barcos hacia el norte y hacia el sur, habrá peces y moluscos y tempestades y calmas y habrá calor y habrá frio y podremos disfrutar de todo ello si aprendemos a mirar.

 

 
 

Comentarios

Entradas populares