Liderazgo femenino


Compartió conmigo el otro día un amigo la imagen del encabezamiento: una mesa redonda con las CEO's de Google, Microsoft, IBM y HP en España. Toda una lección de liderazgo femenino. 


¿Quién dijo que las STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) eran cosa de hombres? ¿Quien pensaba que las mujeres no podrían encabezar grandes corporaciones ni manejarse en un mundo de hombres? 

Pero más allá de dialécticas sexistas, algo provocadoras pero francamente inútiles, me gustaría aprovechar esta imagen y esta entrada para provocar una reflexión: 

¿Es el liderazgo femenino diferente al masculino? 
¿Está mejor o peor adaptado a las 
necesidades del siglo XXI? 

Yo tengo mis respuestas. Puedo estar equivocado y pueden admitir, como todo, matices. pero son mis respuestas: Sí y mejor: El liderazgo femenino es diferente al masculino y está mejor adaptado a las exigencias del siglo XXI. 

Como todo, admite matices y de todo hay en las viñas del Señor pero percibo en las mujeres que logran destacar en este mundo tan masculino de los CEO's una inteligencia emocional muy superior a la de sus colegas con corbata. Destacaría de entre ellas la capacidad de escucha, la empatía y la capacidad para centrarse en las personas por delante de los objetivos. 

Supongo que si ocupan posiciones tan destacadas no se olvidarán de los resultados, ni de los cuadros de mando ni de los balances, pero saben llegar a ellos desde el lado más humano del liderazgo y de la dirección de personas.

Y seguro que éstas son habilidades que han de resultar cruciales en el liderazgo del siglo XXI.   

Comentarios

Entradas populares