Las seis dimensiones del bienestar psicológico

Resultado de imagen de bienestar
Ojeando y hojeando una sesuda revista de psicología me tropecé con esta breve síntesis sobre 'Las seis dimensiones del bienestar psicológico':
1. Autoaceptación: Mantener una actitud positiva hacia uno mismo y su pasado, admitiendo y aceptando diversos aspectos de uno mismo.
2. Dominio del entorno: Capacidad de manejar un entorno complejo y la habilidad de elegir o manipular y amoldar el entorno a las necesidades personales.
3. Relaciones positivas con los otros:  tener relaciones personales afectuosas, satisfactorias, de confianza, sentir empatía e intimidad.
4. Crecimiento personal: Mostrar visión sobre el propio potencial personal, teniendo visión de desarrollo y estando abierto a experiencias nuevas y desafiantes.
5. Autonomía: Exhibir una dirección personal guiada por estándares personales propios socialmente aceptados y resistiendo presiones sociales desagradables.
6. Propósito: Mantener metas y creencias que afirman el propósito y el sentido de la vida.
Al principio me pareció una síntesis interesante. Con los días (lo vi poco antes de Navidad), me parece un resumen brillante y de altísimo potencial si lo exprimimos intensamente.
Ahora me sorprendo a mi mismo contrastando estas seis dimensiones con mis firmes (siempre son firmes) propósitos para el 2018 y caigo en la cuenta de que guardan una coherencia absoluta. Consciente o inconscientemente mis propósitos para el 2018 no buscan otra cosa que mi bienestar psicológico: reconocer y aceptar las propias limitaciones, echártelas a la espalda y seguir caminando; aprender a manejarme en un entorno convulso buscando (encontrando) tiempos y espacios de calma y serenidad para resituarse cada poco tiempo (una vez al día), recuperar relaciones perdidas y construir otras de nuevas; ocuparme - como no, esta para mí es un mantra existencial - del desarrollo personal en un año que promete extraordinarias oportunidades para hacerlo: seguir mostrando autonomía (eso me cuadra perfectamente con mi definición de 'raro, blando y peligroso' - tricolón por excelencia) y propósito: seguir haciendo de la palabra una palanca para cambiar personas, organizaciones y sociedades.
Y para todo ello, como aderezo fundamental y básico... Ilusión para afrontar cada día con la energía necesaria para asumir el reto y alcanzar los éxitos.
Feliz Año 2018 a todos.

Comentarios

Entradas populares