Mediocres leales

Resultado de imagen de mediocres leales

Una organización comienza a morir cuando vive de los
 mediocres leales y prescinde de los brillantes críticos. 
Virgilio Gallardo 
 
 
Desconfía de las lealtades de los mediocres. Siguen a tu lado por el calor que desprendes, porque a tu lado están a cubierto de la lluvia, de las inclemencias del tiempo y de la mirada de los demás.
 
Te apoyarán y te reirán las gracias mientras les puedas aportar ese ligero bienestar pero jamás te aportarán algo positivo que te haga brillar o alcanzar un éxito. Y en cuanto tu sombra no los cobije lo suficiente o en cuanto las dificultades asomen por el horizonte, abandonarán tu barco atropellando a las mismísimas ratas en su carrera hacia la salida.
 
Por el contrario, mantén a tu lado a los críticos, a aquellos que te dicen que te equivocas, aquellos que te advierten de los peligros y te obligan a reconsiderar las cosas. A veces resultan incómodos, a veces quisieras que no estuvieran allí, a veces quisieras que fueran más fáciles de llevar... pero están y están comprometidos contigo y tu proyecto. Les importa lo que hacen, hacia adonde caminan y quieren hacerlo contigo. Simplemente son fieles a ese compromiso, capaces para percibir las alertas del entorno y hábiles para hacer notar su voz.
 
¿Estamos seguros de que en nuestras
organizaciones hay el número adecuado
de brillantes críticos estratégicamente repartidos?
 
Y más importante aun...
 
¿Estamos seguros de no acumular más
  mediocres leales de los estrictamente necesarios?
 
Por añadir una cita de Confucio al tema:
 
El hombre de bien exige todo de sí mismo.
El hombre mediocre lo espera todo de los demás.
 
Resultado de imagen de mediocres leales
 
 
 

Comentarios

Entradas populares