Talento, pasión, felicidad, propósito, compromiso, crecimiento...


No es posible cautivar a nuestros clientes y aspirar a su lealtad permanente, si antes no disponemos de talentos apasionados por lo que hacen, felices por el propósito que los inspira, y comprometidos por las oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

Octavio Ballesta

Comentarios

Entradas populares