Viva la diversidad

Resultado de imagen de dialogo
Cuando en una organización dos personas piensan lo mismo, una sobra. 

Manel Manzanas

Sobrar, sobrar no creo que sobre nadie pero es verdad que en la sociedad del conocimiento, donde no hay discrepancia tenemos conocimiento duplicado y eso no hace otra cosa que ocupar espacio inútilmente.

Tampoco sirve de nada un conocimiento permanentemente discrepante poco dispuesto a escuchar y asimilar otras opiniones o formas de ver los problemas o las oportunidades. Eso solo desgasta y no nos permite avanzar. 

Por lo tanto, con tanta diversidad generacional, de género, de etnia, de religión o cultural que hay en nuestras organizaciones, no basta solo con juntarlos sino que debemos aprender (y enseñarles) a convivir, a escucharse, a conciliar y a trabajar juntos, a colaborar y luchar por los resultados codo con codo, aportando cada uno lo mejor de sus capacidades. 

No es solo cuestión de tiempo, hay que hacer cosas para que esa cultura colaborativa con los discrepantes se impregne en la organización. 

Si aparcamos a los discrepantes, a los que ven la realidad de otra forma, a los que nos alertan de cosas que no vemos, podemos estar dejado de lado al Aristóteles, el Newton o el Einstein que nos ha de traer la solución.     

Comentarios

Entradas populares