¿Estás desconectado de la realidad?

Resultado de imagen de pollos descabezados

Yo diría que la pandemia es... Un ser humano infantilizado, buscando líderes fugaces dueños de redes sociales. Buscando soluciones trascendentales, en herramientas sencillas. Y totalmente desconectado de su verdadero potencial, de su verdadera responsabilidad. Y ya puestos, desconectado de la realidad
Silvia Garcia, Wings Coaching

En un curso del Emotional Management proponía hace poco la lectura de 'Los siete hábitos de las personas altamente efectivas' de Stephen Covey y argumentaba, entre otras cosas, que no se trata en absoluto de una libro de autoayuda sino que va precisamente a la esencia y la raíz de los cambios, que si son profundos e importantes no pueden ser necesariamente fáciles. 

Y me parece que ese comentario enlaza perfectamente con el que hace Silvia García en la frase del encabezamiento. Vamos por la vida como pollos descabezados (el concepto es de Victor Kuppers), corriendo de un lado para otro, buscando recetas fáciles y, sobretodo, rápidas para resolver problemas profundos y de raíces complejas. Curiosamente nos parece lo más eficiente porque parece que nos hará ganar tiempo, será rápido, un atajo en nuestras vidas y nada mas lejos de la realidad. 

Si hay algo realmente cautivador en el mensaje de S. Covey es que somos capitanes de nuestra alma y dueños de nuestro destino, responsables de las decisiones que tomamos y fruto y consecuencia de las mismas. Esa responsabilidad debería hacernos comprender que los cambios relevantes requieren esfuerzo, trabajo, análisis, constancia y que no podemos resolverlos con recetas de botica, remedios universales donde los haya. 

La reflexión está servida: Si tu vida no funciona (o mejor, si hay aspectos de tu vida que no funcionan, no busques soluciones rápidas en los libros de autoayuda o en las redes sociales, no huyas del problema ni le atribuyas a los demás la responsabilidad de cambiar las cosas. Es TU responsabilidad. A partir de aquí, tampoco esperes remedios fáciles sin arremangarte, sin ensuciarte ni pasar por decisiones difíciles y problemas que resolver. Al contrario, preparate para ello. 

Interesante también en este sentido el vídeo que acompaño en este enlace.    

Comentarios

Entradas populares